¿Qué domina más en ti? ¿Cuerpo, mente o corazón?

¿Qué domina más en ti? ¿Cuerpo, mente o corazón?

 

La división entre instinto-razón y emoción es tan antigua como el ser humano, y aunque histórica y culturalmente han ido predominando una u otra tendencia, las tres trabajan diariamente.

Ha habido épocas en las que se habla de emoción y razón como dos polos opuestos y excluyentes y en los que el ser humano puede posicionarse en uno sin tener en cuenta el otro. Platón hablaba del alma humana como un carro tirado por dos caballos, uno enérgico y otro sosegado, como metáfora entre el conocimiento y las pasiones.

Yo apuesto más por la división del Cerebro de Mac Lean,  y  con ella la teoría de que tres son las fuentes que nutren el mundo de la persona: instinto, razón y corazón.  También se pueden denominar inteligencia, voluntad y afectividad, o cuerpo, emoción y cabeza. No es tanto la palabra que utilicemos para el definirlo, como la base que demos a cada concepto.

En el día a día nos encontramos con personas que tienden a posicionarse en la razón, en aportar sentido desde la cabeza a todo lo que ocurre a su alrededor, viven orientadas a pensar, calcular, analizar los pros y los contras de todo lo que manejan, a materializarlo en informes, en calendarios, en planes de trabajo, etc…

También nos encontramos con personas que se posicionan desde la emoción, desde lo que sienten, desde lo que les dice su corazón, suelen mostrarse efusivas y enérgicas en su cotidianidad. Se centran en la relaciones interpersonales, en los sentimientos y se muestran cómodos ante una fiesta o viendo fotos de años atrás.

Y en otras ocasiones estamos ante personas que ponen sentido a las cosas escuchando a su cuerpo, a su “instinto”, a esa fuerza interior que no se piensa ni se siente pero que tiene un poder que hace moverse a la persona, ponerla en marcha. Poseen una visión práctica de la vida, son realistas y centrados en el aquí y el ahora.

¿Conoces cuál de estas partes domina en ti sobre las demás?

Aparentemente resulta fácil ubicarse, aunque cuando le preguntas a una persona sobre si es más de instinto, emoción o razón, existen numerosas dudas.  En mi experiencia, existe una mayor tendencia a posicionarse en la emoción, menos personas en la razón y con menos frecuencia aún a verse como personas con un dominio de lo visceral.

Aunque los más curioso son los comentarios que acompañan al posicionamiento: “yo soy todo corazón”,  “en mi domina la razón porque es la única manera de avanzar”, “no puedes ser objetivo si te dejas llevar por el instinto”… ¿Qué nos llevará a excluir otras partes de nosotros?

Y aunque efectivamente en cada uno de nosotros predomina una de ellas, en el camino del estudio hacia uno mismo con la búsqueda de la transformación,  el objetivo ha de ser integrar los tres motores de nuestro cerebro y equilibrar su influencia en nosotros. Esto permitirá ampliar nuestras capacidades, desarrollar habilidades y convertirnos en líderes tridimensionales.

 


 

 

curso eneagrama 1

Aprovecha el 10% de descuento hasta el 15 de Julio.

 

Goose Talent Institute