LA MOTIVACIÓN: FACTOR ESENCIAL

LA MOTIVACIÓN: FACTOR ESENCIAL

En el mundo del desarrollo personal hay una constante presión por intentar exportar fórmulas propias a terceros. Una legión de entusiastas nos bombardean una y otra vez con “fórmulas de felicidad” sin tener en cuenta dos factores fundamentales:

 

No hay dos personas iguales, lo que a uno le funciona puede no ser efectivo para otra persona.

Es clave el factor motivacional. De la misma manera que cuando se empieza una dieta o se deja de fumar, el cincuenta por ciento del camino se recorre con la decisión, personal e intransferible, de iniciarlo. Un proceso de desarrollo personal, sea en el campo que sea, debe de nacer de cada uno y conectarse con la decisión íntima de cada ser. De nada vale los bombardeos positivistas, ni las promesas de felicidad eterna si ese “chip” personal e intransferible no se conecta, convirtiendo a la persona en buscadora de sus propios procesos.

Una leyenda Hindú cuenta la historia de una madre muy preocupada por la salud de su hijo muy enfermo del estómago e incapaz de seguir una dieta que lo recuperara, hasta el punto de que su vida corría serio peligro. Desesperada acudió a un sabio famoso por su capacidad para repartir su sabiduría.

  • ¿Qué le trae por aquí señora?
  • Mi hijo, señor sabio,  me tiene muy preocupada. A pesar del delicado estado de su estómago no hace caso y cada vez que me despisto se salta la dieta recetada por los médicos. Si sigue así me han dicho que puede llegar a perder la vida.
  • El sabio dirigiendo la palabra a su hijo le dijo:  ” Antes de empezar a trabajar contigo necesito que caces 300 moscas y me las traigas en un bote al cabo de quince días”

 

Transcurrido el plazo la madre volvió con su hijo y con el tarro con las trescientas moscas.

  • Ya estamos aquí señor sabio, ¿Puedo preguntarle ahora el motivo de que nos diera semejante instrucción?
  • Querida señora, no hay en la tierra fuerza alguna que pueda convencer a su hijo de seguir las restricciones médicas si él no lo desea. Si ha tenido la constancia de cazar trescientas moscas para venir aquí e iniciar el camino, es que en su alma ha prendido la llama de la motivación. Ahora sí podemos empezar el trayecto juntos.

Sería deseable que entre las reglas no escritas del desarrollo personal todos tuviéramos claro que lo realmente decisivo está dentro de cada persona y que sin ese factor motivacional, del que pueda prender la llama del descubrimiento de otras alternativas, no hay surco que permanezca de manera estable en la conciencia de las personas. Todos tenemos derecho a vivir nuestros procesos y para ello, como factor previo, tenemos que tener la motivación adecuada para recorrer un camino en el que no podemos depender sólo del conocimiento o experiencia  de los “otros” o correremos el riesgo de que nos ocurra  lo mismo que al personaje de esta otra historia de la sabiduría hindú:

“Vió un pollo colgado y, dirigiéndose al pollero, le dijo:

  •  Tengo esta noche en casa una cena para unos amigos y necesito un pollo.
  • ¿Cuánto pesa éste?

 

El pollero repuso:

  • Dos kilos, señor.
  • El cliente meció ligeramente la cabeza en un gesto dubitativo y dijo:
  • Éste no me vale entonces.
  • Sin duda, necesito uno más grande.

 

Era el único pollo que quedaba en la tienda. El resto de los pollos se habían vendido. El pollero, empero, no estaba dispuesto a dejar pasar la ocasión. Cogió el pollo y se retiró a la trastienda, mientras iba explicando al cliente:

  • No se preocupe, señor, enseguida le traeré un pollo mayor.

 

Permaneció unos segundos en la trastienda. Acto seguido apareció con el mismo pollo entre las manos, y dijo:

  • Éste es mayor, señor.
  • Espero que sea de su agrado.
  • ¿Cuánto pesa éste? – preguntó el cliente.
  • Tres kilos – contestó el pollero sin dudarlo un instante.

Y entonces el cliente dijo:

  • Bueno, me quedo con los dos”

 

La motivación es factor esencial del buscador  para saber distinguir en su búsqueda lo que conecta con sus deseos esenciales, no vale cualquier estrategia si como el pollero, intentamos manipular la voluntad del buscador.

Goose Talent Institute

GTI