¿Eres lo que tienes?

¿Eres lo que tienes?

“Si soy lo que tengo y lo que tengo lo pierdo, ¿Quién soy?” (Erich Fromm)

Todos venimos del mismo sitio y volveremos al mismo sitio…

Quizás esta reflexión provoque en el lector cierta perplejidad, todas las obviedades suelen producir ese efecto; El cielo es azul, en el mar hay agua o los seres humanos nos alimentamos…cuando alguien nos dice algo así, la experiencia nos enseña a prepararnos para escuchar una segunda reflexión que nos va a llevar a pensar que en el mar no hay agua, que el cielo es verde o que los seres humanos comen estrellas.

La cuestión es, si venimos del mismo sitio, si volveremos al mismo sitio, si el tiempo que transcurre entre un hecho y otro es tan fugaz, en el contexto de la inmensidad del espacio y el tiempo, que la propia palabra fugaz se queda vacía de contenido, ¿cuál es la razón por la que, como nos apunta Erich Fromm, nos pasemos la vida construyendo el “yo” sobre el “tener” y no sobre el “ser”?

Quizás la cuestión esté relacionada con nuestra genuina estructura biológica, que tal y como dijo Darwin, tiene como objetivo central la supervivencia de la especie. De la misma manera que sin organizaciones militares que la garantizaran no existiría la paz en el mundo, si el ser humano dedicara su vida a potenciar su ser y no el tener, las probabilidades de pervivencia de la raza humana disminuirían considerablemente.

La propuesta desde Goose Talent Institute intenta ser proporcionada, no se trata de construir una realidad paralela en burbuja que no nos sea útil para jugar con las reglas de competitividad y consumismo instalados en nuestro mundo. Se trata de lo contrario y es que desarrollemos conocimientos sobre nosotros mismos y nuestros recursos esenciales que nos vacunen para no depender de  “lo que tenemos”, no sólo en el sentido material del término, sino que a través del conocimiento de nosotros mismos podamos responder a esta pregunta de Fromm. Soy quien soy al margen de lo que tengo o he tenido…

Uno se puede ir de este mundo sin saber responder a muchas preguntas, pero no a una que depende exclusivamente de nosotros ¿QUIÉN SOY?. Responderla es en sí mismo una victoria sobre la fugacidad, la fugacidad se alimenta del “tener”, la vasija de la vida se alimenta con coherencia desde el “ser”.

Desde la distancia, la perspectiva, la conexión con nuestro ser es cuando el “tener” cobra sentido. Hay que seguir poniendo nuestro granito de arena para que la raza humana no se extinga, por supuesto, de la misma manera que las hormigas van yendo y viniendo como autómatas a sus hormigueros, al fin y al cabo es nuestro mecanismo biológico de supervivencia y placer.

La clave es que las hormigas no saben que son hormigas, ni a dónde van, ni de dónde vienen. Nuestro tesoro es la conciencia que nos da la opción de no quedar atrapados en el hormiguero.

Goose Talent Institute

 


 

OFERTA FORMATIVA oTOÑO 2016

haz clic en la imagen para saber mas