¿Conoces tus limitaciones?

¿Conoces tus limitaciones?

“Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes, tendrás razón” Henry Ford

¿Te has preguntado alguna vez qué cosas eres capaz de hacer y qué cosas no? Esto dependerá en gran medida de las creencias que tengas sobre tus capacidades y limitaciones como parte de tu sistema de creencias, que está formado por nuestros juicios y valoraciones sobre nosotros mismos, sobre los demás y sobre el mundo que nos rodea.

Nuestras creencias son necesarias para desenvolvernos en el mundo, son nuestra brújula  y de forma inconsciente nos acercarán a aquellas cosas en la vida que consideramos “buenas”, y nos alejarán de aquellas que consideramos “malas”, que nos hacen sufrir. Estos juicios y valoraciones son los que condicionarán directamente lo que hagamos y lo que intentemos y lo que no, ya que determinarán lo que creo que soy capaz de hacer, lo que creo que es bueno o malo, lo que creo que me merezco, lo que creo que es fácil o difícil….

Por lo tanto, cuando nos proponemos emprender cualquier actividad, nos proponemos superar cualquier límite, cobra una gran importancia saber qué creencias tenemos al respecto, ya que estas pueden potenciarme y servirme de motor hacia mi objetivo o bien pueden limitarme y frenarme por considerar que no lo voy a poder conseguir.

“La frase “No puedo” es la fuerza de negación más poderosa de la psique humana” Paul R. Scheele.

Para superar las limitaciones, hacer cambios, y lograr nuevos objetivos cada vez más personas contratan a un Coach (ejecutivos, emprendedores, deportistas, políticos….).  Por la importancia que tienen nuestras creencias en el camino hacia lo que queremos lograr, el trabajo con las creencias del cliente constituye una de las piedras angulares del trabajo de un Coach durante el proceso de Coaching, de modo que el Coach ayudará al cliente a detectar qué creencias le están limitando en su avance hacia el objetivo y le ayudará a cambiar las creencias que no le beneficien para ello. Por que… ¡SI! La buena noticia es que las creencias que tienen un efecto negativo sobre nosotros, las que sentimos que nos limitan se pueden cambiar. Podemos elegir lo que creemos.

¿Cómo cambiar estas creencias que nos limitan? A veces este cambio de creencias se produce de forma natural, normalmente cuando ocurre un suceso con gran trascendencia en nuestra vida que nos saca de forma brusca de nuestra zona de confort y nos obliga de algún modo a probarnos a nosotros mismos en campos totalmente nuevos de la vida, sin opción a seguir como estábamos hasta entonces. Ya lo que creamos o no que es posible pierde relevancia porque no tenemos alternativa, la vida nos obliga a tirarnos a la piscina si o si.  Sin embargo otras veces no estamos en una situación tan extrema, pero queremos salir de nuestra zona de confort, queremos hacer cosas nuevas, ir más allá de nuestros límites y ponerlos a prueba; en estos casos podremos llevar a cabo un trabajo sobre nuestras creencias limitantes y si queremos hacerlo de la forma más directa y efectiva, lo haremos con la ayuda de un Coach.

¿Cómo trabajar las creencias que nos limitan? Hay 3 puntos clave para ello:

  • Convertir las valoraciones en hechos: ir más allá del mero juicio, del “puedo o no puedo” y concretar que hechos objetivos, que experiencias en nuestra vida nos han llevado a esa conclusión. Contrasta lo que crees con lo que realmente sabes. Y busca por el contrario los hechos y las experiencias en tu vida que te demostrarían la creencia contraria “sí puedo”.
  • Tomar conciencia de la limitación y el sufrimiento que me trae esa creencia: Darnos cuenta de hasta qué punto esa creencia negativa me hace sentir mal y limita mi desempeño, mi avance hacia mi objetivo.
  • Busca y formula una nueva creencia basada en hechos objetivos y que te beneficie para alcanzar tu objetivo.

Ahora, sabiendo lo que sabes, la pregunta es ¿Qué limitaciones vas a mantener? ¿Qué elijes creer?

 


 

CURSO EXPERTO EN TÉCNICAS DE COACHING

tecnicas-marzo

 

informate aqui

 

Goose Talent Institute.