A propósito de Henry

A propósito de Henry

Sinopsis: Nunca dejes de ver el aspecto positivo a las cosas… incluso a un disparo en tu cabeza. Un abogado implacable y de mal carácter (estupendo Harrison Ford) sufre un atraco y le disparan. A partir de ese momento, amnésico de todo su pasado, deberá reconstruir su vida y sus recuerdos con la ayuda de su familia, descubriendo que no le gustaba mucho su forma de ser pretérita.

Director: Mike Nochols

Pais:Usa

Año: 1991

A propósito de Henry (Regarding Henry)  es el titulo de una película  de principios de los 90 que puede que hayas visto. En ella Harrison Ford interpreta el papel de un rico y brillante abogado de  de Nueva York, que recibe un tiro en la cabeza. Su cerebro resulta dañado por el disparo y sufre una amnesia total, no sabe quien es ni recuerda nada de su vida, por lo que debe volver a descubrir el mundo de nuevo, como si fuera un niño. Pierde todos los recuerdos de su vida, todas sus experiencias, y por tanto también todas sus creencias y prejuicios.

Es el caso de una persona que de un día para otro, es privada de  la Personalidad, (de ese “constructo del ego” como lo llaman en Psicología) que vamos creando desde nuestra infancia en base a las experiencias que vamos acumulando y que es la armadura con la que salimos al mundo, y que protege celosamente en su interior nuestro Yo Esencial.

Esta armadura que nos creamos, el Personaje que nos ponemos cada mañana para salir al mundo,  la necesitamos para subsistir, pero con los años nos acostumbramos a vivir con ella siempre puesta, hasta el punto de llegar a identificarnos con ella, y de algún modo confundir el Personaje con la Persona y desconectarnos de ese Yo Esencial que permanece encerrado dentro de la armadura. Y necesitamos poder conectar con ese Yo Esencial para sentirnos en equilibrio, necesitamos conectarnos con ese niño que todos llevamos dentro, con nuestra creatividad, con nuestra inocencia y con esos ojos que miran el mundo como si lo vieran por primera vez

¿Imaginas poder “desconectar” el Personaje, quitarnos la armadura, y poder “conectar” con nuestro Yo Esencial cuando queramos? ¿Te imaginas como seria poder disfrutar de un sándwich de mantequilla de cacahuete como si fuera la primera vez, como hace Henry en la película? ¿No seria fantástico distinguir entre persona y personaje, y no permitir que el personaje nos domine siempre?

En Goose creemos que es posible y cada día nuestros clientes y alumnos nos lo demuestran.

GTI